Cooperación

En la actualidad, Bélgica coopera con El Salvador a través de ONGs como  Volens, ACT, Miembros de la Hermandad, OXFAM y FOOS.

Los programas de gobierno son monitoreados por la Cooperación Técnica Belga (CTB), que es la agencia responsable de ejecutar todos los programas de desarrollo gubernamental. Es también responsable de administrar los programas de cooperación hacia países en vías de desarrollo.

Cooperación Bilateral

El Salvador es uno de los diez países en el mundo identificados por Luxemburgo como prioritarios en sus relaciones de cooperación para el desarrollo.

Desde el 2000, la cooperación luxemburguesa se viene focalizando en la región oriental de El Salvador, y atiende el acceso de la población pobre a servicios básicos, en especial agua potable, salud y educación.

En noviembre de 2011 se firmó un nuevo compromiso de cooperación vigente hasta 2015, mediante el cual la Agencia de Cooperación Luxemburguesa para la cooperación al Desarrollo no ejecutará los proyectos directamente en el país como lo ha hecho en los últimos cinco años, ahora los fondos serán canalizados al Gobierno salvadoreño e invertirá en proyectos que defina según su agenda de desarrollo.

Unión Europea

La Unión Europea se ha consolidado como uno de los principales socios estratégicos para el desarrollo comercial y social de la región centroamericana y por supuesto de El Salvador.

El 7 de junio de 2013 se llevó a cabo una reunión con el Director General para las Américas del Servicio de Acción Extrema (SAE), de la UE, Christian Leffler.

En dicha reunión se abordaron temas como la situación actual del país, avances en materia de seguridad, así como la Estrategia de Seguridad Centroamericana (ESCA), la ratificación del Acuerdo de Asociación CA-UE, la solicitud de incorporación de la UE como Observador Extra-regional del SICA y el Programa de Cooperación de la UE para el periodo 2014-2020.

Cooperación bilateral

La Unión Europea es uno de los principales donantes de cooperación en el mundo, y eso también vale para proyectos de cooperación con El Salvador.

Para el periodo 2007-2013, la Comisión Europea destinó a El Salvador un presupuesto de cooperación de 121 millones de euros en cooperación financiera no reembolsable, destinadas a las siguientes áreas prioritarias (Documento Estrategia País El Salvador 2007-2013):

1. Fomento de la cohesión social y seguridad ciudadana: 84.7 millones de euros (principales líneas de acción: apoyo a la Educación Secundaria, PROEDUCA y apoyo a la Prevención de la Violencia entre los jóvenes, PROJOVENES),

2. Crecimiento Económico, la Integración regional y el Comercio: 36.3 millones de euros (principales líneas de acción apoyo a la Recuperación Económica y la puesta en marcha de un Sistema Nacional de Calidad).

El Salvador es además beneficiario de los programas de cooperación regional con Centroamérica de la Unión Europea, gestionados por la delegación de la UE en Managua, que ascienden para 2007-2013 a 556 millones de euros).

Cooperación regional

Estrategia regional para América Central 2007-2013

El Documento de Estrategia Regional (DER) para América Central tiene por objeto responder a las necesidades de la región en cuanto a la consolidación de la integración regional, la estabilidad, y la cohesión económica y social, así como el desarrollo sostenible.

La Estrategia y el Programa Indicativo identifican tres ámbitos prioritarios de cooperación definidos con los países socios, las autoridades regionales, las Delegaciones y los Estados miembros de la UE presentes en América Central.

El objetivo del primer aspecto es reforzar el sistema institucional con miras a la integración regional (capacidades, financiación, estructura y funcionamiento). Se refiere a los actores involucrados en la integración regional como organizaciones regionales, organismos de coordinación o entes nacionales.

El segundo aspecto se refiere a la ayuda a la integración económica en evolución hacia una unión aduanera. La intensificación del comercio, un enfoque normativo regional y la aproximación de las políticas de acompañamiento (libre circulación de bienes y servicios, derechos de propiedad, inversiones, normas sanitarias y fitosanitarias etc.), constituyen las prioridades específicas.

El último aspecto se refiere al refuerzo de la gobernanza regional y a las cuestiones de seguridad. La cooperación entre las autoridades nacionales (aduana, policía, y justicia, entre otras) debiera favorecer la integración regional. También cabe la posibilidad de programas específicos, en particular, los destinados a prevención de la delincuencia, mejora del mutuo conocimiento de los sistemas jurídicos y reglamentarios de los Estados miembros, y con miras a operaciones comunes en las fronteras.